Venta de paneles solares en Guadalajara para sistemas fotovoltaicos

En la última publicación del blog de Energía Libre hablamos de las ventajas de aprovechar la energía solar, de la venta de paneles solares en Guadalajara y describimos de manera general el modo en que funcionan los paneles solares fotovoltaicos. En esta ocasión profundizaremos en el tema para que nuestros lectores conozcan el modo en que operan los distintos tipos de sistemas fotovoltaicos y las diferentes aplicaciones que tienen.

 

Los sistemas fotovoltaicos, en términos generales, son plantas que generan energía eléctrica a partir de la radiación solar y están conformados por elementos que se encargan, desde la captación de la energía del sol hasta de su transformación y distribución. El elemento fundamental de un sistema de este tipo son los paneles solares fotovoltaicos, que son módulos compuestos por numerosas células fotovoltaicas de silicio cristalino o de arseniuro de galio. Las células fotovoltaicas presentan un campo eléctrico permanente y funcionan por el principio de conducción, y de manera similar a lo que ocurre con una pila, producen tensión a partir de una diferencia de potencial, lo que genera una corriente eléctrica continua.

 

La manera en que se transforma la corriente continua producida por las células fotovoltaicas a corriente alterna, es a través de un inversor eléctrico. Cuando las plantas tiene una potencia inferior a 100 kW esta energía se inyecta directamente a la red de baja tensión, pero en caso de que la planta tenga una potencia mayor, es necesario utilizar un transformador para posteriormente inyectar la energía elevada a tensión media a la red. Para aprovechar al máximo la captación de energía solar, con la venta de paneles solares en Guadalajara fotovoltaicos, se pueden instalar sobre seguidores solares que se encargan de mover el panel. Estos seguidores pueden ser de un eje, de dos ejes, con eje horizontal o con eje azimutal y se encargan de mantener el panel siempre en posición perpendicular al sol, o en correspondencia con el meridiano terrestre donde se encuentre.

 

Existen diferentes tipos de sistemas fotovoltaicos que se distinguen entre sí por su tipo de instalación y usos, encontramos de esta manera los sistemas de conexión a red, en isla, híbridos y de concentración. Los sistemas de conexión a red son muy utilizados para el autoconsumo, y requieren estar conectados a la red eléctrica pues funcionan en paralelo con ella. Se caracterizan por ser económicos, por sus bajos requerimientos de mantenimiento y porque sólo se ponen en funcionamiento cuando la energía que captan es suficiente, ya que no cuentan con acumuladores ni con ningún tipo de baterías que almacenen energía.

 

Por su lado, los sistemas en isla cuentan con un acumulador de energía o batería, que permitirá utilizar la electricidad producida incluso cuando el sistema no se encuentre en funcionamiento. Este tipo de sistemas también se utilizan para el autoconsumo, y a pesar de que requieren mayor mantenimiento que un sistema de conexión a red y de ser mucho más caros, su uso se ha implementado en muchos hogares gracias a que permiten autonomía de las compañías de luz, y de este modo, ahorrar importantes sumas de dinero a mediano plazo, al mismo tiempo que cuida el medio ambiente. Los sistemas en isla son también una excelente alternativa para el suministro de energía eléctrica en localidades que no cuentan con el servicio de electricidad.

 

Los sistemas híbridos o conmutados con la red pueden funcionar en modo isla o red y cuentan con un conmutador que conecta la instalación fotovoltaica con la red eléctrica en cuestión de milisegundos; al igual que los sistemas en isla, los híbridos cuentan con baterías y son una excelente opción para el abastecimiento de electricidad en caso de fallas en la red. Otro tipo de sistemas fotovoltaicos son los utilizados en las plantas de concentración, que funcionan por una tecnología llamada CPV desarrollada para concentrar una gran cantidad de radiación solar en un punto. Lo anterior lo logran a través del uso de diferentes tecnologías ópticas, de seguidores solares y de sistemas refrigerantes. Existen plantas con sistemas de concentración baja, media y alta, su instalación implica la explotación de grandes extensiones de terreno y sólo se ubican en lugares con alta irradiación solar directa.

 

En cuanto a los usos de estos sistemas solares fotovoltaicos encontramos principalmente el autoconsumo, en hogares que cuentan con el servicio de electricidad y en aquellas comunidades en las que no tienen acceso a la red eléctrica pública. De la misma manera, el aprovechamiento de la radiación solar para transformarla en energía eléctrica se ha vuelto fundamental en el diseño y construcción de grandes edificios que integran paneles solares en fachadas y azoteas. Además, la energía fotovoltaica desempeña un papel importante en las telecomunicaciones, pues se emplea en centrales de transmisión de radio y televisión, así como en la telefonía. También es utilizada para suministrar energía a los teléfonos de emergencia, en estaciones de vigilancia de datos ambientales, en estaciones meteorológicas, en la señalización ferroviaria y vial, entre otras.

 

Esta tecnología ha sido empleada también en los sistemas de bombeo de agua potable, de desalinización de agua y en sistemas de riego; para equipar barcos, automóviles y aviones tanto en el aire acondicionado, como para recargar baterías eléctricas y en sistemas de protección catódica. El sistema se utiliza además para el suministro de energía de las órbitas y centros espaciales y podemos encontrarlo fácilmente en objetos de uso cotidiano como calculadoras y, en algunas ciudades, en parquímetros y teléfonos públicos. Los sistemas que transforman la radiación solar en energía eléctrica poco a poco ganan más terreno en el mercado, pues son una alternativa amigable con el ambiente, además de que representa además un importante ahorro económico. Ya sea para autoconsumo como para uso industrial, instalar uno de estos sistemas es una excelente opción, que si bien puede representar una importante inversión en primer momento, brinda muchísimos beneficios.

 

En Energía Libre nos especializamos en la venta de paneles solares en Guadalajara y ponemos a su alcance tecnologías certificadas y avaladas por la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica y por la Asociación Mexicana de Proveedores de Energía Renovable. Si desean recibir información detallada acerca de nuestros paneles fotovoltaicos; no duden en contactarnos, en Energía Libre con gusto los atenderemos.


Únete a nuestro boletín